domingo, 29 de julio de 2007

FIEBRE : Cuando el cosmos se fue a mear

Hace tiempo que no 'gozaba' la sensación que produce la fiebre. Estos dolores y devaneos ya conocidos que nos hacen vivir un infierno temporal.
Todos sabemos que en la vida siempre hay momentos buenos y malos en los distintos aspectos de la misma. Pero a veces, cuando las cosas van mal uno se pregunta que carajo hizo para que la madre naturaleza juegue en tu contra.

No recuerdo cuando fue la ultima vez q me dió fiebre. Tiene que haber sido hace mucho porque no lo recuerdo realmente. Resfrios muchos pero fiebre nada.
Lo 'gracioso' es que justo me viene la fiebre cuando pido vacaciones despues de 2 años, he ahi la razón de mi enojo con la naturaleza, ya voy perdiendo 2 días de libertad, cambiadas por 2 días de claustro en mi cama caliente y cada vez más aburrida.

Lo bueno de todo es que es un momento para encontrarte contigo mismo y con tus coqueteos con la muerte o, en su defecto, con la compasión. Si, porque en esos momentos te sueles parecer a una cucaracha patas arriba intentando darte vuelta y cuyas patas en movimiento pueden compararse con tus balbuceos catatónicos rogando por ayuda (aunque a veces solo quieras que te alcancen el control remoto).

Lo cierto es que en esas horas de 'agonia', quiza sólo para pasar el tiempo vas haciendo un testamento imaginario: Mi coleccion de discos para mi hermano y para algunos amigos, a ver...Pink Floyd para sultanito; Yes para menganito; Gabinete, Lucybell, Voz Propia y Eskorbuto para fulanito....y Rush, eso por favor me lo envuelven, me lo llevo puesto.

O quizá sea momento para pensar en las cosas que no hiciste en tu vida y que en ese preciso momento no puedes hacer. Quiza pienses en las personas que quieres o en las palabras que no llegaste a decir a esa persona que tanto quieres. Agarras tu movil...send...no hay saldo, genial!! la naturaleza otra vez, reniegas y reniegas pero eso solo aumenta tu temperatura y por ende, tu fiebre.

Llega la noche, tus pildoras, tus pastillas, tus jarabes. De alguna manera sabes que mañana estarás mejor y que serán tus últimas pastillas. Basta de melodrama, basta de testamentos, basta de quejas y querellas innecesarias.

Mañana estará todo igual y regresarás a tu vida normal y lo más probable es que no extrañarás los momentos en que quisiste más.

Bueno, sin querer me fui del tema inicial, pero es cierto...a veces hay que darle la vuelta a la vida y ver las cosas de otro modo, hay que vivir en fiebre, hay que ser mendigo, aviador, animal, herrero, hijo...padre. Hay que vivir en constante cambio sino nunca podremos entendernos entre todos.

Hoy fui fiebre. Gracias.

1 comentario:

Peparias dijo...

Hola Carlos, gracias por compartir con la gente del foro este blog que refleja tu particular sensibilidad y forma de percibir la vida que nos rodea. Felicitaciones por el blog y a seguir escribiendo, que vengo a confirmar algo que ya había constatado en la PUC desde mis tiempos : que más interesantes encontraba los artículos publicados en los murales de Ciencias que en los de Letras.
Un abrazo y a ver si retornas a las reuniones de los Viernes.