viernes, 16 de noviembre de 2007

Björk en el Vértice...vértebra por vértebra

Luego de 4 días pasados, me doy tiempo para colocar mis impresiones del concierto que ofreciera Björk en el Vértice del Museo de la Nación.
Primero, debo decir que mi acercamiento a la música de la islandesa partió de mediados de los 90's, con los primeros singles del Debut y sobretodo con el disco Post. Luego devoraría con entusiasmo el Homogenic y cuanto remix pululaba por la internet. Sus trabajos posteriores los tomaria con menos interés y entusiasmo. Fue a partir de esta gira y su retorno a los estudios con el Volta que me dejé envolver por el Vespertine, el Medulla y hasta el Selma Songs, que en su momento no les dí las escucha adecuada pero ahora pude encontrar en ellos discos muy bien logrados, intensos e intimos.

Con todo esto conseguido pude ir al concierto mejor preparado...y aqui empieza la historia.

Martes 13 de noviembre, según las tradiciones y/o supersticiones uno podría esperar cualquier cosa de este día. Björk habia llegado a nuestro país un par de días antes y lo sucedido en paises como Argentina y Chile (su enfado por las cámaras, su encuentro con Charly Garcia, etc) y su poca disposición con los fans que esperaron su llegada en el aeropuerto Jorge Chavez, hacian pensar que quizá (possibly maybe) no estuviera lo suficientemente dispuesta y entregada para este show.

Bien, llego al Vértice... cerca de las 8pm, estaba previsto que el show empezara a las 9pm. Me encuentro con unos amigos, José y Michael, y nos ubicamos en la zona izquierda de la zona Vip.

Como le comenté a José, anteriormente ya estuve en conciertos en el Vértice y sabia que si estaba en zonas posteriores no iba a apreciar el espectáculo como quería, asi que no lo pense 2 veces y opté por la mejor ubicación. Ciertamente vi el escenario y pense : "Woow, realmente estoy cerca :D ".
Durante la espera se escuchaba música oriental, con sonidos pegados al bolero en algunos casos. En fin, eran las 9.10pm aprox y se apagan las luces, la respuesta del público fue inmediata, los gritos y alaridos se dejaron escuchar, salía la banda al escenario, Mark Bell, Chris Corsano, las Wonderbrass interpretando el intro Brennið Þið Vitar , luego empiezan los sonidos tribales de Earth Intruders y sale saltando, cual fábula del verde bosque, Björk, con una suerte de túnica verde y descalza, la gente la ovaciona, salta, grita, llora...si, era 'la china' y no era el Madison Square Garden, era, digamos, un lugar un poco más modesto.

Luego del impacto inicial y de un 'grashias' bien islandes, vendría Hunter uno de los momentos más hermosos del concierto (y que hubieron muchos), con Björk moviendo sus manos como acostumbra en estas canción, soltando sus redes de cazadora, saltando de un lado para otro, el público bien compenetrado soltando OOhhh's siguendo la melodía del tema, simplemente maravilloso.

Seguiría la íntima Cocoon, la sorpresa de la noche ya que, según tengo entendido, no la había cantado hasta ahora en esta gira, precioso tema, con un "who would have known..." que enternece al más duro. The pleasure is all mine y Jóga serían los siguientes, esta última coreada por el respetable, que dicho sea de paso estuvo a la altura en todo momento.

La juguetona Who is it? y la hermosa Desired Constellation continuarían, representando a ese disco tan extrañamente vocal que es el Medulla. Debo decir que mi pedido secreto era Desired Constellation, cuando la cantó sentí que este concierto era para mí, Bachelorette y I Miss You lo confirmarían después.

Dejando de paso el low-tempo, entraría con fuerza Army of me, la que fue coreada a rabiar por los asistentes e Innocence que tambien conto con la participación activa del público. Aqui Björk hace un pare en el concierto y se dirige al público para pedirles que dejen las camaras de lado..."Can you do me a favor? (x2) , there's no so much left for the show and when i look in the room i just see a lot a lot of cameras...i want to see your face...i want you to be in the moment with me...if you're just @@@ then it's not fun for me ... it's a live concert not a @@@ or a cd...", bueno eso es más o menos lo que dijo, lo que entendi en mi poco aprendido inglés.

A continuacion, nos agarra aún fríos por la reprimenda, con una de las esperadas de la noche, Bachelorette, hermoso tema, interpretado como siempre, perfecto... "i'm a fountain of blood, in the shape of a girl...", de eso no cabe la menor duda. Acabaría con un "muchas grashias Lima!!" muy aplaudido. I Miss You nos invita a movernos y 5 Years nos sorprende con una versión muy 'coqueta' ..."you can't handle love...baby" dirigida al público e interactuando con él.
Björk nos conmueve nuevamente con la bella Unravel ("while you are away, my heart comes undone...") y su voz llega profundamente hasta la última alma sembrada en el Vértice. Wanderlust haría lo suyo, con un sonido mejor que el disco diria yo.

Vendría el turno de Hyperballad, cantó: "We live on a mountain, right at the top..." nos dejo cantar un momento y continuo con "...like car parts, bottles and cutlery", la gente estaba prendidaza (en todo sentido ;)) y la fiesta empezaría..."i go through all this, before you wake up...", la chinita moviendose como loca de un lado al otro del escenario, sonriendo, saltando junto con nosotros, momento intenso. Que no cesaría porque a continuación explotaba con Pluto y la fiesta completa..."excuse me but i just have to explode...explode this body...off me...", y vaya que explotó, como todos en el Vértice.

Encore, descanso merecido, pero no pararon los ole ole ole olee Björk! Björk!! hasta su salida con el bloque final. "Muchas gracias..we're very happy to be in Perú", dijo, y luego presentaría a la banda.

Continuando con el show, The anchor song, hermoso tema, versionado años atrás por nuestra, no menos hermosa, Susana Baca .... "this is where I'm staying, this is my home...", increible. Cantó además una estrofa en islandés, fue en este momento que una persona del público, atinadamente, tiró a un costado una banderita de Islandia, Björk la vió, se acercó a recogerla y lo puso en el soporte del micrófono. Ese fue un detalle que no hizo más que redondear la noche, noche en la que el público y el artista fueron uno.
Y bien, llegaba el momento del final, "Viva la Revolución" dijo Björk y con eso empezaba el fin de fiesta, Declare Independence y la lluvia de papeles interminable, "raise your own flag..." y la bandera islandesa en el aire en manos de Björk, que luego la obsequiaría nuevamente al público.

Fin de la canción, un "grashias" y Björk se despedia así, rapidamente del público peruano. Las luces se encendían y despertabamos del sueño, porque eso fue. Una hora y media en la que estuvimos hipnotizados por la magia de una persona, poco importó que el sondido no fuera del todo bueno, poco importó que no hubieran efectos laser ni demasiado despliegue luminotécnico.

Visualmente fue un show bastante sencillo, pero el personaje de este cuento mágico es quien finalmente pone nombre al cuento... Björk.

4 comentarios:

AdrianO dijo...

diablos debi estar mas cerca ..

Anónimo dijo...

siiiiiiiiii también debí estar más cerca, pero no me puedo quejar, general estuvo un nivel un poquito más alto que vip y preferencial y considerando que estuve en la primera fila de esa zona, vi todito..
me emociono de nuevo al leer tu post.. este concierto de Björk es inolvidable

Tamos dijo...

Muy bueno tu artìculo, que pena que no pude estar en ese concierto!! Leo tu relato del concierto y se nota que fue inolvidable!!

Ameba dijo...

asi es inolvidable...